Los permisos de paternidad podrían aumentar la lealtad de los empleados

June 21, 2022

La escasez de mano de obra es real y encontrar empleados se ha convertido en un reto—especialmente para el sector de la construcción—que probablemente continuará en el futuro inmediato. Los contratistas deben ser capaces de adaptarse a esta nueva normalidad y ofrecer a los empleados lo que realmente quieren, y la ampliación de las prestaciones sanitarias puede motivar a los trabajadores a permanecer en una empresa, según McKinsey Global.

Muchos estudios demuestran que la mala salud mental y el estrés aumentan los costes sanitarios de las enfermedades crónicas, como la hipertensión o la diabetes, así como las necesidades sanitarias a corto plazo. También está claro que el estrés y los problemas de salud mental afectan a la productividad de los trabajadores. Estas conexiones se hicieron más claras durante la pandemia del COVID-19, lo que hizo que los programas de beneficios para empleados respondieran con varios recursos valiosos, como el acceso a sesiones de asesoramiento gratuitas, servicios de asesoramiento virtual y suscripciones a aplicaciones de bienestar, reducción del estrés y mejora del sueño.

Centrarse en la salud de la familia y en las fuentes de estrés familiar—especialmente el cuidado de los niños—podría desempeñar un papel importante en la reducción del estrés de los trabajadores y en la mejora de su productividad. Una forma práctica de ayudar a las familias con el cuidado de los hijos y el estrés asociado es apoyar y permitir que la pareja asuma más responsabilidades de cuidado en casa. Permitir que los padres con recién nacidos se tomen un tiempo libre comprometiéndose con el permiso de paternidad es una forma sencilla de ayudar.

El sector de la construcción está claramente dominado por los hombres, y ofrecer el permiso de paternidad como una prestación para los empleados podría ser una forma innovadora de mejorar la productividad de los trabajadores, reducir el estrés de los mismos y, en última instancia, mejorar la capacidad de atraer y retener a trabajadores cualificados. Aunque pueda parecer contraintuitivo dar a los trabajadores tiempo libre para cuidar a un recién nacido, es una inversión que podría reportar enormes dividendos.

Un reciente estudio de McKinsey Global examinó estas y otras cuestiones en entrevistas sobre el permiso de paternidad ampliado con 130 nuevos padres y sus parejas en 10 países. Los hombres que participaron dijeron enfáticamente que su experiencia era positiva, aunque algunos estaban preocupados por lo que podría significar para sus carreras. Los padres que participan en la prestación de cuidados y que se toman un tiempo libre para apoyar a las madres trabajadoras y a sus parejas pueden aportar beneficios significativos y generalizados a toda la economía. El estudio concluye que cuando los padres se toman tiempo libre para apoyar a sus parejas, el estrés familiar general se reduce y el padre (empleado) es más feliz, más productivo y tiene relaciones familiares más satisfactorias y significativas. Y el apoyo del padre a la pareja permite que ésta se reincorpore más rápidamente al trabajo, lo que ayuda a la economía familiar. En un estudio de 2018, el 60% de los hombres describieron las horas de cuidado de los hijos como "muy significativas", casi el doble del porcentaje de hombres que describieron así el trabajo remunerado. Al mismo tiempo, los nuevos padres también descubren un nuevo aprecio por sus empleadores.

Aunque el 20% de los encuestados reconoció que el riesgo de retroceso en la carrera profesional era el principal inconveniente de pedir la excedencia, la mayoría dijo que consideraba que los beneficios superaban el riesgo.

Tags: Spanish

Advertisement

Sponsored Link